viernes, 28 de noviembre de 2014

 ‘Queda poco trecho

Hoy la amargura coquetea  en mi pecho.
                  
              ¡Deseo lamer tu alma, sorber tus besos ¡
                                    
                   Pasan las horas, queda ya poco trecho
                                     
Quiero caricias de tus posesos dedos.
                    
         Adornada de alas volare a tu lecho.
                              
               Lenguas húmedas serán   nuestro  cuerpos 
                                                                 
 
No soñare tus caricias ¡serán un hecho!
                        
            Tu lengua trémula saciara mis senos
                                                     
                        Mi boca ansiosa, besara tu sexo
                       
Unidos, entrelazados los cuerpos, 
                      
      Ya uno!...flotaremos por el Universo,
                                   
          Quedando siempre.., ¡el uno del otro preso¡

    María Sena.


VIERNES, 28 DE NOVIEMBRE DE 2014


Tan solo fuimos uno (lo encontré por ahí)

Hola queridos amigos; A veces se nos enredan las circunstancias con el sentir y pensar, y sin apenas comprender hay que destrenzar, los unos de los otros, para seguir caminando...
-Sois mas importantes, para mi, de lo que nunca pense -¡GRACIAS!

Tan solo fuimos uno...

¡No te demores!, la puerta deje entornada

que la noche murió esperando tu llegada

En la chimenea las rojas brasas arden,

No quiero que cuando tu llegues sientas 

frío.

En la mesa hay café, que aun continuara 

tibio.

Quizás cuando yo regrese ya estés dormido

y arrebujado entre sabanas de fino hilo,

que todavía guardan tu aroma y el mío.

Fueron tantos los años que nos compartimos

y en los que al amarnos.., ¡uno tan solo fuimos!

Por el día, en el trabajo ¡en ti solo pienso!

Cuando vuelvo cierro los ojos a tu ausencia

mantengo la esperanza de soñar contigo

Me abrazo a esa almohada que compartimos

y entre sombras, en penumbra, huelo tu presencia

Llorando y pronunciando tu nombre me duermo

Ansió que tus sueños se mezclen con los míos,

Que tu esencia sea mía ¡ven por favor !

Mi vida, hambrienta de ti, duele ¡ven mi amor!

¡Invádeme con tu infinita ausencia 

y tómame!

María Sena
17/09/2013